Archivos para 30 mayo 2010

Cuál será la propuesta presidencial que decidirán los colombianos para el período 2010 – 2014?

Estando a pocas horas de las elecciones, me embargan diversas sensaciones… 1. Una gran frustración al descubrir que extravié mi cédula de ciudadanía…! y 2. Me llena de emoción descubrir como muchos de mis amigos, compañeros, conocidos y contactos, diariamente asumen una posición seria frente al voto que darán ante cada uno de sus candidatos presidenciales. Es increíble ver como se alimentan diariamente con la oratoria de su candidato y hacen eco de sus palabras.

Pues bien, me toma con sorpresa que las encuestas faltando unas pocas horas para las elecciones, han dado un pequeño giro, bastante significativo, si se tiene en cuenta que solo ha sido cuestión de 3 días, donde algunos de los candidatos con cifras menores en las encuestas que se han venido popularizando desde hace 2 meses, han tenido un aumento considerable.

Esto es muestra de que los colombianos están asumiendo con seriedad su voto, evaluando con más objetividad las propuestas presidenciales, y el candidato que consideran cumplirá a cabalidad con la tarea de proveer las herramientas necesarias para el crecimiento de nuestro país.

Estas son algunas de las razones que ofrecen los candidatos a la presidencia para su elección a los colombianos:

 German Vargas Lleras:

Su programa de gobierno reconoce los aciertos en seguridad del Gobierno actual y propone planes concretos para mejorar la catástrofe de la salud, el empleo y la vivienda.

No se limita a decir lo que haría, sino que, además, ha dicho cómo lo haría. Tiene propuestas realizables. Tiene una carrera política intachable, con valores tales como: integridad, honestidad y rectitud. Demostró tener firmeza y carácter en los momentos en que el país lo necesitó. Tuvo el coraje de denunciar públicamente lo que sucedía en la zona de distensión de El Caguán y fui el único capaz de presentar el proyecto de ley de extinción de dominio de los bienes del narcotráfico.

Tiene propuestas claras y concretas para generar empleo. Propongo formalizar más de un millón de empleos por año a través del fomento a la construcción, el desarrollo de megaproyectos de infraestructura y la oferta de beneficios fiscales para las empresas que contraten nuevo personal. Adicionalmente, facilitará el acceso al microcrédito para estimular la creación de nuevas empresas.

Tiene un plan concreto en todos los frentes.  Recalca la seguridad democrática, fronteriza y ciudadana que es de vital importancia si se tiene en cuenta que los grupos terroristas esperan un período de transición para reincidir en sus ataques al país. Su propuesta no es simple continuismo, pero tampoco es el otro extremo de echar por la borda las conquistas obtenidas en estos últimos ocho años.

 

 Antanas Mockus:

Se le considera el símbolo de la Ética Política Colombiana. Un maestro que aplica una pedagogía distinta para educar, pues no teme la crítica ni ser señalado como un libre pensador.

Fue reelegido por los bogotanos. Disminuyó el consumo de agua al 80% en Bogotá sin ejercer presión, con argumentos y consensos entre los ciudadanos.

Enseñó en Colombia qué es la cultura ciudadana. Aplica la filosofía en la política: Ley, Moral, Cultura. Propone a los colombianos soluciones de fondo no de forma.

Creó el proyecto Voto Vital con el que ha estado trabajando por más de dos años (valioso para contrarrestar la ignorancia del pueblo colombiano al votar).

Con la compañía de los mejores alcaldes que ha tenido Bogotá se sumó a la creación de un partido político Nuevo en sus métodos y en sus contenidos. Construyó con el equipo del Partido Verde una Visión de País bajo el principio creado por él: “Construir sobre lo construído”. La constitución es su principal instrumento para enseñar “Legalidad Democrática”.

Redujo el número de homicidios con el programa “Bonos por Armas” en trabajo conjunto con la Iglesia Católica en Bogotá. Confía en que cualquier persona puede volverse un buen ciudadano. Respeta incluso la vida de los criminales.

Es parte de la Comisión de los 10 sabios de Colombia desde la administración de César Gaviria.

 Juan Manuel Santos: Su programa de gobierno dará continuidad a los procesos iniciados por el Presidente Álvaro Uribe Vélez, en especial la política de Seguridad Democrática. Es un reconocido Estadista, tres veces Ministro, y en cada uno de los ministerios ha sido destacado por su responsabilidad y eficacia.

Es el artífice de la recuperación económica del país en la más grave crisis económica del país de finales de la década del noventa. Es el gestor de las políticas de Comercio Exterior que han estimulado las exportaciones del país.

Durante su actuación como Ministro de Defensa demostró que se pueden acabar militarmente con las fuerzas guerrilleras. Tuvo la valentía de denunciar como Ministro de Defensa los falsos positivos cometidos por algunos militares del ejército colombiano.

Su propuesta de Prosperidad Democrática se enfoca en la búsqueda de la Equidad Social y el Bienestar Ciudadano en temas de educación, salud, vivienda y empleo. La  propuesta de desarrollo económico muestra compromiso con el mejoramiento de la infraestructura del país, la vivienda, el desarrollo del sector agropecuario, el aprovechamiento de nuestros recursos naturales renovables y no renovables, y el decidido apoyo a la ciencia, la tecnología y la innovación.

En las relaciones internacionales con los países vecinos propone diplomacia y diálogo, a la par que firmeza y respeto por la dignidad del país.

Tiene una clara posición de fortalecimiento del Deporte y la Recreación como una de las mayores manifestaciones del bienestar ciudadano.

Noemí Sanín Posada:

Electa como candidata en honesta lid por la consulta conservadora, representa la renovación de un partido, que apenas hace unos años algunos consideraban al borde de la extinción.

En su gobierno se continuará y ampliará la Política de Seguridad Democrática del Gobierno Uribe. Además, se le dará una gran importancia a nuevas políticas de carácter social, haciendo énfasis en la creación de empleos. Sin aflojar ni un centímetro en la seguridad, el enfoque de su gobierno será en que cada colombiano cuente con un trabajo digno.

Para crear en corto tiempo empleos propone mejorar la infraestructura del país, construir aeropuertos, puertos, puentes, carreteras y autopistas; promover la construcción de viviendas: la vivienda-tienda, la vivienda-huerto, la vivienda-taller; conceder mejores y mayores créditos, además de asesoría, para la pequeña y mediana industria, excelentes fuentes de empleo.

Por último les recuerdo, lo que dijo Noemí: Es absurda la idea del voto útil, dado que se debe votar bajo un criterio de convencimiento con el candidato y su propuesta, y en cuanto a las encuestas los colombianos deben considerar los posibles sesgos del muestreo y la poca representatividad de estos. Y me encuentro de acuerdo con este pronunciamiento.

Al momento de escoger… piensen que un candidato ideal debería tener, excelente relación con la clase política, para tener una clara proyección de gobernabilidad, ser consecuente en lo que dice y lo que hace, tener una intachable hoja de vida en todos los sentidos y alcances sólidos en la política internacional, estas cosas permitirán dar un reflejo de lo que será su gobierno.

Ofrezco disculpas a los seguidores de los candidatos que fueron omitidos, pero la búsqueda de las razones para votar por ellos no fueron efectivas en la web.

“Porque sé que el único voto perdido es aquel que usted deposita sin estar plenamente convencido. Si le preocupa perder su voto, piense que el único voto perdido es aquel que no refleja su opinión. Voto perdido es aquel que usted y el país pierden porque no refleja su proceso consciente de decisión.”

Carpediem!

1 comentario

ADIOS al fenómeno político en nuestra historia presidencial colombiana

Un “Presidente de teflón”, al que ningún problema afectaba. Hace un par de meses, no imaginaba el país con un presidente diferente a Álvaro Uribe Vélez, por varias razones que estoy segura muchos colombianos comparten, la seguridad democrática, pese a las constantes críticas recibidas últimamente, ha sido una de las políticas más sólidas de nuestro país, la impecable prudencia para emitir pronunciamientos políticos de orden internacional y nacional, el innegable conocimiento sobre la situación de cada rincón de Colombia, y su incomparable memoria  y pilera en el trato y afecto a los colombianos. Sin embargo, en los útimos meses mi perspectiva cambió al observar las propuestas presidenciales de los actuales candidatos, teniendo esperanza en que nuevos liderazgos ofrecerán alternativas que beneficien a Colombia para su crecimiento.

Considero que se va uno  de los presidentes más pilos que hemos tenido, es una lumbrera de la que aún siento orgullo. Recuerdo aún cuando fue a la USTA y estaba en campaña presidencial con un 2% en las encuestas, quienes lideraban en ese entonces eran Noemí y Serpa, pues bien, recuerdo que bastó verlo entrar, saludar y dirigirse al auditorio, para que en cuestión de cinco minutos,  le diera mi apoyo a este hombre que consideré sería el presidente ideal para Colombia. Y vaya…! que las encuestas cambiaron los resultados en cuestión de semanas y su gobierno resultó ser mejor de lo que imaginé.

Un genuino líder que demostró que se podían romper las tradicionales nociones políticas, efecto reflejado en los altos grados de legitimidad y gobernabilidad obtenidos por parte de la población en las elecciones de 2002 y las del 2006, teniendo un nivel de aceptación muy superior en comparación a los anteriores gobernantes.

Uribe, se erigió como un presidente de mano dura, que mantuvo una opinión positiva de la población, uno de los líderes más populares en la historia política de Colombia. El aumento en la percepción de seguridad tuvo como efecto la reactivación de la economía del país. Demostró un estilo de gobierno personalista y apolítico, Uribe fascinó a la ciudadanía siendo un gobernante frentero, que daba la cara frente a los medios y al país cuando algo ocurría, daba explicaciones y pedía disculpas públicas.

Uno de sus mayores éxitos en mi humilde concepto, fueron los famosos “consejos comunitarios” mediante los cuales se trasladó a una gran cantidad de municipios para oír los problemas de la comunidad y sus necesidades primordiales. Uribe gestionaba soluciones, asignaba recursos, destituía funcionarios, exigía resultados, regañaba los dirigentes, siendo diligente y eficaz en la resolución de las necesidades, sensible y asequible a los ciudadanos y poseedor de un don de mando.

Un paisa con un encanto increible y asombroso,  que movió masas y las unió bajo un espiritu de patriotismo!

Deja un comentario