Los 4 Acuerdos

Nunca he sido entusiasta con los escritos realizados para mejorar  el yo interno del ser humano, las relaciones de pareja o la convivencia en sociedad, sin embargo este ensayo me pareció interesante y muy sencillo de leer (para aquellos que no le gusta leer contenidos tan densos, haciéndolos difíciles de comprender). Este escrito fue titulado LOS CUATRO ACUERDOS y está  fundamentado en la sabiduría tolteca, su autor: El Mexicano Miguel Ruiz.

Es interesante la visión que da el autor a través de este escrito, el cual resulta ser sucinto y desarrollado con palabras sencillas, lo que facilita una transformación interna al lector que se sumerge en la profundidad de cada mensaje.

Este ensayo sustenta la existencia de una cosmovisión que afecta el equilibrio  personal de un ser humano. El autor del ensayo, explica que con frecuencia dichas creencias adquiridas perturban mental y  emocionalmente a los seres humanos, creando infelicidad.

A través de los cuatro acuerdos, el autor da los pasos para que lo lectores aprendan a modificar dicho sistema de creencias y obtener así el anhelado equilibrio interior, que indudablemente lleva al ser humano a obtener la felicidad.

En síntesis, estos son los cuatro acuerdos, sin embargo, sugiero la lectura del ensayo completo, para una mayor comprensión.

  1. Sé impecable con tus palabras“.

Esto significa utilizar la energía que se tiene correctamente, en la dirección de la verdad y el amor, limpiando todo el veneno emocional (rabia, celos, envidia y odio)  que hay dentro. Sin embargo, todos los seres humanos, aprenden a hacer precisamente lo contrario, la mentira se convierte en un hábito al comunicarse. Las palabras son el don más poderoso que tiene la humanidad, por esta razón puede generar orden o caos con las palabras, solo por citar un ejemplo Gandhi o Hitler, fueron personas que lograron un gran impacto en el mundo con el uso de la palabra.

Siempre que se escucha una opinión y esta se cree, se llega a un acuerdo que pasa a formar parte del sistema de creencias del ser humano. Se desarrollan complejos, miedos, predisposiciones, traumas, odios, resentimientos, etc.

Otro componente generador de veneno emocional que forma parte de las relaciones personales diarias, son los chismes. Contar chismes se ha convertido en la principal forma de comunicación en la sociedad humana. Es la manera que encuentra cada persona para sentirse cerca de otras, porque ver a alguien sentirse tan mal como ellos mismos, los hace sentirse mejor.

Ahora bien, no solo se recibe palabras con veneno emocional de otros, cada persona, constantemente se dice cosas a sí mismo palabras con un fuerte veneno emocional, producto de la cosmovisión que percibe y se cree de sí mismo.

Cuando se es impecable con las palabras, la mente deja de ser un campo fértil para las palabras que surgen con veneno emocional. Se puede medir la impecabilidad de las palabras a partir del nivel de autoestima. La cantidad de amor que se predica cada ser humano, es directamente proporcional a la calidad e integridad de sus palabras.

        2.     “No te tomes nada personalmente“.

Nada de los que los demás hacen es por ti. Lo hacen por ellos mismos. Tomarse las cosas personalmente, es la expresión máxima de egoísmo, porque se considera que todo gira alrededor nuestro.

Cuando una persona da su opinión, solo refiere sus propios sentimientos, creencias y opiniones, que simplemente difieren de lo que piensas; Tomarselo personal, es buscar imponer el criterio propio por encima del otro, sin comprender que el otro no está de acuerdo, por tener un sistema de creencias diferente. Las personas intentan enviar su veneno, y si se toma personalmente cada cosa que dicen o hacen, el veneno de ellos se vuelve propio, te vuelves presa fácil para enredarte y envolverte en su opinión. Te comes toda la basura emocional y la conviertes en tu propia basura.

Cuando te tomas las cosas personalmente, te sientes ofendido y reaccionas defendiendo tus creencias y creando conflictos. Haces una montaña de un grano de arena porque sientes la necesidad de tener razón y de que los demás estén equivocados. Es importante comprender que  las opiniones personales son proyecciones de nuestras propias creencias, y no se  pueden imponer tus opiniones por encima de los demás.

No se puede tomar nada personalmente, incluso los elogios. Es la manera de cada cual de ver el mundo. Cada persona que da su opinión o hace algo, se refiere a si mismo, no a ti. Nada de lo que ellos piensen de ti, está directamente relacionado contigo, sino con ellos.

Tu punto de vista, al igual que el de los demás, es algo personal tuyo. NO es la verdad de nadie más que la tuya. NO te tomes nada personalmente, porque si lo haces, te expones a sufrir por nada. Los seres humanos son adictos al sufrimiento en diferentes niveles y distintos grados, y se apoyan para mantener esta adicción.

El mundo entero puede contar chismes sobre ti, pero si no te lo tomas personalmente, serás inmune a ellos. Alguien puede enviarte veneno emocional de forma intencionada, pero si no te lo tomas personalmente, no te lo tragarás. Cuando no te tomas el veneno emocional, se vuelve  nocivo para el que lo envía.

Cuando te acostumbres a no tomarte nada personalmente, no necesitas depositar tu confianza en lo que hagan o digan los demás. Bastará que confíes en ti mismo para elegir con responsabilidad. Nunca eres responsable de los actos de los demás: solo eres responsable de ti mismo. Cuando comprendas esto, será muy difícil que los comentarios insensibles o los actos negligentes de los demás te hieran.

             3.   “No hagas suposiciones“.

El ser humano tiende  a hacer suposiciones sobre todo. El problema es que al hacerlo, cada cual cree que lo que supone es cierto.

Haces suposiciones sobre los que los demás hacen o piensan ( se toma todo personalmente) , y después, los culpan y reaccionan  enviando veneno emocional  con sus palabras. Este es el motivo por el cual siempre que se hacen suposiciones, se buscan problemas. Hacer una suposición, es comprender las cosas mal, tomarlas personalmente y acabar haciendo un gran drama.

Se produce mucho veneno emocional haciendo suposiciones y tomándose las cosas personalmente, porque por lo general se empieza a chismosear a partir de esas suposiciones. Esa se vuelve la forma de comunicarse.

Como se tiene miedo a preguntar o pedir una aclaración, se hacen suposiciones y se creen las cosas como ciertas; después se defienden y se intenta que sea el otro el que no tenga la razón.

Siempre es mejor preguntar qué hacer una suposición, porque esta última crea sufrimiento. Hacer suposiciones en las relaciones conduce a muchas disputas, dificultades y malentendidos. Por ej. Suponer que la pareja sabe lo que piensas y que no es necesario que le digas lo que quieres. Supones que hará lo que quieres porque te conoce bien, sino hace lo que crees, te sientes herido. Y así funciona con las demás personas.

Supones que todo el mundo ve la vida del mismo modo que tu. Supones que los demás piensan, sienten, juzgan y maltratan como tú lo haces.

Se hacen las suposiciones porque no se tiene el valor de preguntar. Así se satisface la necesidad de saber y reemplazar la necesidad de comunicarse. La manera de evitar las suposiciones es preguntar, una vez escuchas la respuesta, no tendrás que hacer suposiciones porque sabrás la verdad. Si te comunicas de esta forma tu palabras se volverán impecables.

      4.    “Haz siempre lo máximo que puedas

Bajo cualquier circunstancia, haz siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Sin embargo, piensa que esto puede variar de un momento a otro, todas las cosas cambian continuamente. Por ej. Cuando te despiertas renovado y lleno de vigor por la mañana, tu rendimiento es mejor que por la noche cuando estas agotado.

Independientemente del resultado, sigue haciendo siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Si intentas esforzarte demasiado para hacer más de lo que puedes, gastarás más energía de la necesaria y al final tu rendimiento no será suficiente. Cuando te excedes, agotas tu cuerpo y vas contra ti, por consiguiente te resulta más difícil alcanzar tus objetivos. Por otro lado, si haces menos de lo que puedes hacer, te sometes a ti mismo a frustraciones, juicios, culpas y reproches.

Siempre que haces lo máximo que puedes, actuas. Hacer lo máximo que puedas significa actuar porque amas hacerlo, no porque esperas una recompensa. La mayor parte de las personas hacen exactamente lo contrario: solo emprenden la acción cuando esperan recompensa y no disfrutan de ella. Y ese es el motivo por el cual no hacen lo máximo que pueden.

La acción consiste en vivir plenamente. Expresar lo que eres es emprender la acción. Puede que tengas grandes ideas en la cabeza, pero lo que importa es la acción.

La historia de Forrest Gump es un buen ejemplo. No tenía grandes ideas, pero actuaba. Era feliz porque hacía lo máximo que podía en todo lo que emprendía.

Si siempre haces lo máximo que puedas, una y otra vez, te convertirás en un maestro de la transformación. Si haces lo máximo, hábitos como emplear mal tus palabras, tomarte las cosas personalmente y hacer suposiciones se debilitarán y con el tiempo, serán menos frecuentes.

Anuncios
  1. #1 por Carlos Lievano el diciembre 28, 2010 - 11:25 pm

    Que buen resumen del libro! Lo leí hace unos 3 años, y me había gustado el mensaje en aquel entonces, pero ya no recordaba específicamente los acuerdos. Tu post hace un buen recuento del libro, permitiendo entender lo más importante de cada acuerdo. Pero lo más importante, es que dejas ver la fuerza de cada uno de los acuerdos, en permitirnos vivir una vida más armónica cada día.

  2. #2 por veronica el marzo 23, 2011 - 4:04 am

    necesito contactar al autor de los 4 acuerdos para preguntar cuanto cobra por dar un seminario personalmente

  3. #3 por argcarpediem el septiembre 21, 2011 - 8:02 pm

    Hola Veronica, lo que te recomiendo es contactar las editoriales de sus libros, para que intermedien tu solicitud. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: